Tipos de cepillos de dientes: ¿cuál es el más adecuado?

¿Cuántos tipos de cepillos de dientes conoces? Existe gran variedad de éstos y cada uno varía en forma, tamaño y dureza, entre otras características. ¿Cuál es el cepillo dental más adecuado para ti? Te lo explicamos en este blog.

Dentro de las opciones que existen, lo ideal es seleccionar el tipo de cepillo de dientes que más cómodo sea para ti y tu cepillado. Los más relevantes en el mercado son los siguientes:

  • Cepillo duro: sus cerdas son rígidas y poco flexibles, por lo que su uso es recomendable para personas cuya salud bucal sea óptima ya que de lo contrario puede provocar sangrado de encías así como sensibilidad dental. Como en todos los procesos de cepillado, recomendamos que éste sea prolongado pero sin ejercer una presión excesiva para no dañar el esmalte dental.
  • Cepillo medio: este tipo de cepillo de dientes es el más vendido ya que se utiliza en casos en el que la salud dental es óptima pero cuyas encías no soportan la rigidez de un cepillo duro.
  • Cepillo suave: es el cepillo óptimo para personas con encías sensibles o que sufran patologías derivadas de una enfermedad periodoncial como la gingivitis.

Además de esta clasificación, también podemos encontrar otros tipos de cepillos de dientes en función a otras características reseñables:

  • Cepillo dental eléctrico: este tipo de cepillos está más que integrado en el mercado y cada ves es más utilizado gracias a su eficacia. Este tipo de cepillos se caracteriza por tener 3 tipos de movimientos: horizontales, alternados, verticales arqueados o vibratorios.
  • Para después de cirugía: estos cepillos son los más recomendables para personas que han recibido una intervención quirúrgica que haya dejado la boca en un estado especialmente sensible.
  • Especiales para la ortodoncia: son cepillos para complementar la higiene durante el uso de ortodoncias.
  • Cepillos interproximales: se trata de cepillos diseñados para llegar a los huecos a los que no llega el cepillo y solo en caso de tener un espacio entre diente y diente suficientemente amplio como para que este tipo de cepillo pueda realizar su función correctamente. Es especialmente efectivo, más que la seda dental, de cara a eliminar la placa que se forma entre las piezas dentales, ayudando a prevenir enfermedades periodontales.
  • Cepillos periodontales: se utiliza para casos que ya sufren de una enfermedad periodontal como una inflamación gingivial. También es recomendable para niños que utilizan ortodoncia fija.
  • Cepillos naturales (orgánicos): a simple vista se trata de un palo. No obstante es efectiva en cuanto al blanqueamiento dental de forma natural. Este tipo de «cepillos» no necesita dentífrico y sus propiedades bactericidas ayuda a la reducción de placa.

En definitiva, estos son los tipos de cepillos de dientes que existen en el mercado pero en respuesta a la pregunta que os hacíamos en el título, «¿cuál es el más adecuado?», la respuesta es sencilla: si tienes una salud óptima, no es tan relevante el tipo de cepillo de dientes que utilices como lo eficaz que sea tu ritual de cepillado dental. La higiene bucal y la complementación de esta con colutorios y seda dental es lo que hace que la salud de tu boca sea de hierro. Como se suele decir, el hábito no hace al monje, de la misma forma que tu higiene y salud dental no es directamente proporcional a los tipos de cepillos de dientes del mercado, por ello, cuando nos preguntan los pacientes de nuestra clínica dental en Motril, solemos recomendarle que se cepillen tras cada comida y durante el tiempo que dure su canción favorita.

Usamos cookies propias y de terceros que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. ¿Acepta su uso? Más información Aceptar