¿Debería pedir cita al dentista? Síntomas de alerta en niños

Atención especial a la salud bucodental de los pequeños

Si ya de por sí nos preocupa nuestra salud bucodental, cuando se trata de la de nuestros hijos esa preocupación puede estar al máximo nivel. Aún así, o precisamente por ello, a veces los padres consideran que algunos signos no son merecedores de acudir a una cita con el dentista, al amparo de la consideración de que los dientes temporales son eso, temporales. ¡Craso error! Los llamados ‘dientes de leche’ son tan importantes como los definitivos, porque influyen en el desarrollo y crecimiento del niño y marcan la pauta que seguirá a lo largo de su vida, incluida la predisposición a padecer caries. Es una cuestión en la que solemos insistir en Clínica Fernández Abarca.

Efectivamente, este tipo de infecciones son las más frecuentes entre los niños en España. Ya lo avisa la Asociación Española de Odontopediatría en su ‘Protocolo de diagnóstico, pronóstico y prevención de la caries de la primera infancia’, donde se dan pautas e indicadores interesantes. Los motivos que la desencadenan son varios y más o menos conocidos: la alimentación inadecuada, la higiene deficiente, el contagio por parte de adultos, el uso demasiado prolongado del biberón o el chupete, etc. Pero no es la única razón por la que llamar a la clínica dental y pedir cita. En cualquier caso, estos síntomas son motivo suficiente para acudir a un centro como nuestra clínica dental en Motril.

Síntomas de caries y de otros problemas bucodentales en niños

  • Cambio de color en los dientes: entre el amarillo y el marrón, son un aviso de caries casi seguro.
  • Cambio de color en la encía: generalmente a tonos más oscuros
  • Cavidades oscuras en los molares
  • Falta de apetito o mal aliento
  • Sangrado en la encía al comer
  • Golpes dolorosos o dolor concreto

En caso de un accidente que haya provocado la fractura de un diente o su caída completa, además de acudir inmediatamente a una clínica dental que tenga servicio de odontología pediátrica es muy importante ir con el trozo astillado o la pieza perdida, sin tocarlo demasiado ni limpiarlo (se puede guardar en un recipiente pequeño con agua). Existe, en ocasiones, la posibilidad de hacer una reimplantación que sería importante para el futuro de la salud bucodental del niño.

En cualquier caso, nunca está de más pedir cita para revisiones o ante sospechas de problemas en la boca de nuestros hijos, aunque puedan parecer infundadas. ¡Prevenir es curar!

Usamos cookies propias y de terceros que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. ¿Acepta su uso? Más información Aceptar