Tabaco y salud dental

El tabaco es mucho más que malo, y lo sabes.

Puede parecer innecesario insistir en que el tabaco es malo para la salud. Es algo que sabemos a ciencia cierta desde hace varios decenios. ¡Parece mentira que se pudiera fumar en los hospitales hasta 1988! Acaba de empezar 2020 y ahora la sanidad pública hasta financia medicamentos para dejar de fumar. Sin embargo, nunca está de más seguir concienciando sobre los daños que produce, en particular y para centrarnos en la materia que dominamos en la Clínica Fernández Abarca, en la salud bucodental. Es probable que entre tus propósitos de Año Nuevo se encuentre, por fin, dejar de fumar, y esta información de anime en tu empeño.

Si pensamos en el perjuicio del tabaco lo primero que nos viene a la mente es el aparato respiratorio, incluso el circulatorio. Pero el aparato digestivo y, por extensión, la boca del paciente, sufre mucho cuando fuma. ¡Es una sustancia que contiene 4.000 toxinas, y la nicotina es sólo una de ellas! El oscurecimiento del esmalte o el mal aliento son solo dos problemas (dos problemas leves), comparado con todo lo que puede suceder.

Una de cada cuatro caries ha sido provocada o agravada por el tabaco. Es un hecho y hay que asumirlo. Y da igual que sea tabaco de liar o industrial. También provoca pérdida de sensibilidad en los sentidos del olfato y del gusto, en ocasiones de forma irreversible.

Los tratamientos dentales funcionan peor si el paciente es fumador habitual. O tardan más en surtir efecto o no se consigue el efecto deseado. Es algo que avisamos a nuestros clientes, y es la razón por la que te vamos a preguntar si fumas. El tabaco retrasa y mucho la cicatrización en las intervenciones bucales.

Hay otras manchas generadas por el hábito de fumar, en las encías, que ya son conocidas como la melanosis del fumador. Son marrones y aparecen en uno de cada tres fumadores. La buena noticia es que desaparecen si lo dejas.

Y por último, en un caso mucho más grave, el tabaco provoca cáncer oral, igual que provoca el cáncer de pulmón. Aunque no es tan habitual, es peligrosa porque se suele diagnosticar en estados bastante avanzados. La señal de alarma son las lesiones precancerosas de color blanco que pueden aparecer en cualquier parte de la boca. Si fumas tienes entre 3 y 5 veces más posibilidades de padecerlo.

Es un tema bastante serio, y toda la información que podamos tener es poca. Esperamos que, en el caso de que estés tratando dejarlo, lo consigas cuanto antes y puedas lucir tu sonrisa sana durante mucho tiempo.

Foto de fotografierende en Unsplash

Usamos cookies propias y de terceros que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. ¿Acepta su uso? Más información Aceptar