Sonreír: beneficios que quizás no conocías

La alegría nos aporta salud: estos estudios lo demuestran

Chica sonriendo

La frase «a veces reírse es lo más serio» no puede ser más acertada. La sonrisa es un gesto que podría pasar inadvertido, pero tiene su importancia para nuestra salud física y mental es capital. Y cuidar de ella es una de las prioridades de la clínica Fernández Abarca.

Sonreír es un gesto que llevamos innato en nuestra condición humana; incluso existen estudios en los que se ha podido comprobar que los fetos sonríen dentro del útero materno.

El Día Mundial de la Sonrisa es el 4 de octubre. Se celebra por parte de Harvey Ball World Smile Foundation, que se fundó en honor al diseñador del icono de Smile -que todos conocemos-, y que lleva a cabo obras de caridad.

Son innumerables los estudios que hablan de los beneficios de sonreír. Hemos querido recopilar los más sorprendentes para que saques a relucir la mejor de tus sonrisas.

  • Gesto universal: En Nueva Guinea, en Madrid o en Hawái, donde quiera que vayas, la sonrisa no necesita traducción. Al contrario que otros gestos con diferente significado en función del país o ciudad en la que nos encontremos, la sonrisa es entendible por todos y con el mismo significado.
  • Reduce el estrés: En la actualidad, vivimos en un mundo de vida rápida con agendas repletas de actividades, de citas de trabajo, de obligaciones que generan un nivel de estrés progresivo. El gesto de sonreír hace que esa carga mental que soportamos sea más llevadera y en medio del estrés podamos encontrar la relajación que se requiere para cumplir con todas las tareas.
  • Sonríe más y vivirás más: Son muchos los estudios en los que se concluye que hay una relación entre sonreír y la longevidad. En un estudio por parte de la revista Psychological Science, tras una muestra, se concluyó que las personas que no sonríen tienen una vida de aproximadamente 75 años, al contrario de los que sí lo hacen que se alarga a los 80. Teniendo en cuenta estos datos, merece la pena sonreír.
  • Disminuye la frecuencia cardíaca: La relajación que se produce en los músculos después de sonreír hace que nuestro corazón lo agradezca, de manera que así se reducen las posibilidades de sufrir un infarto de miocardio. Tales son estos beneficios que han aparecido disciplinas terapéuticas tales como la risoterapia, que se apoya en la sonrisa para una mejora de la salud mental y física.
  • Alivia el dolor: Las endorfinas que se generan cuando sonreímos, desprenden un analgésico natural, que hace que en caso de experimentar dolor, la sensación del mismo sea inferior. Además al sonreír, la mente distrae la sensación de dolor impidiendo que ésta se concentre en aquello que nos lo provoca.

Además, y como dato curioso, las personas que se inyectan toxinas en operaciones de cirugía estética y acaban teniendo dificultades para sonreír son más propensas a sufrir depresión.

En conclusión, siempre recomendamos a los clientes de nuestra clínica dental de Motril que si la sonrisa puede mejorar nuestras vidas y servir de inspiración a artistas como Leonardo Da Vinci… merece la pena. ¡Y merece la pena que sea una sonrisa sana para que nos sintamos a gusto y orgullosos!

Usamos cookies propias y de terceros que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. ¿Acepta su uso? Más información Aceptar