Restauración con carillas de alta estética

Uso de carillas de alta estética para resolver casos de mejora de la sonrisa

La sonrisa es la mejor tarjeta de presentación que podemos ofrecer y de ahí a que sea tan importante cuidarla y mantenerla impecable.
Existen muchos casos en los que pequeñas imperfecciones que aparentemente no son incompatibles con la buena salud de la boca y no se arreglan porque no se conocen todas las opciones posibles, fáciles y llevaderas. Una de ellas, muy demandada actualmente es la restauración con carillas de alta estética.

Dichas carillas permiten respetar el diente sin tener que extraerlo y poder mejorar su aspecto o forma para conseguir igualar tonos entre dientes o tamaños por ejemplo.
Cosas tan cotidianas como dientes envejecidos, manchados, quebrados… se pueden solucionar en un tratamiento con carillas, de forma rápida y cómoda.

Prácticas como el fumar o tomar bebidas en exceso como el café o el vino, hacen que nuestros dientes se resientan y la solución con carillas es la mejor.
Igualmente hay personas que tienen los dientes muy pequeños o algo separados, para cada caso existe una solución y lo importante es saber que no todos los casos requieren de largos periodos de ortodoncia o restauraciones con extracción de dientes.

En nuestra clínica, tenemos un filosofía conservadora con respecto a los dientes y siempre velaremos por respetar las piezas de nuestros pacientes eligiendo el tratamiento más respetuoso que impida la extracción.

Recibimos a menudo pacientes con trabajos que se desarrollan de cara al público, bien en atención directa o porque tengan una faceta pública en el mundo de la política o el espectáculo. Con tratamientos de carillas de alta estética conseguimos resultados increíbles en poco tiempo, sin necesidad de transiciones con ortodoncia o elementos que hagan que se note el proceso de cambio.
Igualmente, hay determinados momentos del año en el que recibimos pacientes que requieren de carillas para corregir imperfecciones de cara a bodas o fiestas en las que el aspecto personal es algo que debe estar muy cuidado.

Un detalle importante que cuidamos de forma minuciosa es el nivel de blanqueamiento que requiere una sonrisa. El material de las carillas, está perfectamente preparado para simular la semitransparencia u opacidad de un diente y para conseguir un resultado natural, es esencial medir bien el tono que blanco que deben presentar las carillas para que no quede algo exagerando o excesivamente llamativo.

Le invitamos a acudir a nuestra clínica para revisar su caso y comprobar cómo las carillas de alta estética pueden dar un giro radical a su sonrisa, consiguiendo el efecto soñado.

Usamos cookies propias y de terceros que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. ¿Acepta su uso? Más información Aceptar