¿Qué es el esmalte de nuestros dientes?

La importancia de la capa mineral más dura del cuerpo

esmalte dental

Hemos escuchado y leído un sinfín de veces consejos y riesgos sobre este asunto pero nunca hemos explicado, al menos en el blog de nuestra clínica dental en Motril, qué es el esmalte de los dientes. En realidad, aunque pensamos que los dientes son huesos visibles, están recubiertos por esta capa especial protectora única en todo el cuerpo. Y no, no tiene nada que ver con el esmalte de uñas…

Es una capa solo parcialmente translúcida, es decir, que solo contribuye en una mínima parte al color de los dientes. Está compuesto de minerales, sobre todo de hidroxiapatita -el mineral más duro que tenemos en nuestro cuerpo-, y al ser inorgánico en un 90% es totalmente irremplazable. Por eso los dentistas insistimos tanto en protegerlo y vigilarlo. En su parte superior, donde los dientes ejercen su función masticatoria y de cortar alimentos, es donde el esmalte es más grueso, llegando a medir más de 2 milímetros de profundidad.

Sus principales enemigos son el azúcar y el ácido, que con las bacterias de los alimentos forman un ácido láctico que descompone el esmalte. Esa es la razón por la que es tan importante cepillarse los dientes y usar hilo dental, para que ese ácido láctico no pueda destruir nuestra capa protectora. También los alimentos muy duros, como determinados frutos secos, el hielo, los caramelos, el pan seco y otros, pueden dañarlo.

Si nuestro esmalte está perjudicado no estaremos protegidos frente a la sensibilidad de alimentos muy calientes o muy fríos en los nervios de nuestra dentadura, y lo que es peor, podremos sufrir caries de distinta envergadura que pueden poner en riesgo una pieza dental o varias. En las clínicas dentales ya contamos con tratamientos de reparación muy avanzados, pero nunca habrá nada tan efectivo como nuestro esmalte natural, así que haz todo lo que puedas para protegerlo, porque él te protege a ti.

Una pasta de dientes rica en flúor contribuye a mantenerlo sano. El uso de hilo dental, como comentábamos, elimina con más eficacia restos de comida que puedan dejar bacterias en nuestra boca. Evitar usar los dientes para otra cosa que no sea comer (cortar un hilo, abrir un paquete de plástico, mordisquear un bolígrafo) también ayudaría. Y como siempre os decimos, hacer una revisión en nuestra clínica dental en Motril nos lleva a tenerlo todo bajo control.

Usamos cookies propias y de terceros que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. ¿Acepta su uso? Más información Aceptar