Extracción de las muelas del juicio ¿debo o no debo hacerlo?

muelas-del-juicio

Las muelas del juicio (terceros molares) tienen una reputación que habla por ellas sin necesidad de mediar palabra ya que su extracción suele ser una de las operaciones más rutinarias de una clínica dental, casi tanto como los empastes. Pero, ¿debes extraer tus muelas del juicio siempre? En este blog te hablamos un poco sobre este tema que está en boca de todos.

Antes que nada, es importante aclarar que no siempre es necesario extraer las muelas del juicio, pero desgraciadamente en la mayoría de los casos que observamos en nuestra clínica dental en Motril, debemos proceder a su extracción. Dicho esto, ¿en qué debemos fijarnos para saber si debemos o no extraer las muelas del juicio?

Si la muela del juicio no ha salido:

  • Debemos fijarnos si la muela en cuestión tiene espacio suficiente para poder salir sin alterar la alineación y posición del resto de las piezas dentales. En caso de no tener espacio suficiente, deberíamos proceder a su extracción.
  • Es importante observar mediante una radiografía la posición en la que está colocada la muela dentro de la encía, ya que hay ocasiones en las que la muela se aloja en posición horizontal o algo doblada. En esos casos es necesario la extracción de la muela del juicio para evitar posibles daños al diente contiguo.
  • Hay ocasiones en las que las muelas del juicio permanecen retenidas en la encía de forma permanente, en estos casos hay que estar muy pendientes de que no aparezcan infecciones o quistes que puedan dañar a su vez la raíz de los dientes colindantes a la muela del juicio.

Si la muela del juicio ha salido:

  • Cuando la muela ha salido del todo y se encuentra sana, no es necesario operar. Las muelas del juicio son piezas dentales que permanecen un largo tiempo en el interior de las encías, por lo que pueden desarrollar ciertas patologías antes de salir o una vez fuera debido a la falta de resistencia a los cuerpos extraños.
  • Una vez la muela ha salido y comprobamos que está sana, hay que verificar si su posición respecto a la mordida es correcta. En tal caso, tampoco es necesaria su extracción.
  • Hay ocasiones en las que la muela emerge sólo parcialmente lo cual dificulta su limpieza y llegando a convertirse en un foco bacteriano que puede provocar patologías bucales más graves.

Hay ocasiones en las que los dentistas recomiendan la extracción de las muelas del juicio antes de que éstas emerjan y otros por el contrario aconsejan al desarrollo completo de la boca del paciente para ejecutar un diagnóstico con más seguridad.

En cualquier caso, cada maestrillo tiene su librillo y no nos corresponde a Clínica Fernández Abarca señalar cuál es la acción más adecuada. No obstante cabe destacar que según la Asociación Dental Americana (American Dental Association) la extracción es necesaria cuando el paciente sufre de cualquiera de las siguientes afecciones en el tejido blando que está detrás de la última muela inferior o superior:

  • Dolor
  • Infección
  • Enfermedades de encías
  • Inflamación de la encía
  • Aparición de quistes
  • Daño en dientes cercanos
  • Aparición de caries extensa

La extracción de las muelas del juicio ya sea de forma preventiva o debido a alguna patología, siempre debe ser fruto de la recomendación de tu dentista de confianza, no dudes en preguntárselo siempre que sientas que puedes sufrir alguno de los síntomas descritos en este blog.

Usamos cookies propias y de terceros que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. ¿Acepta su uso? Más información Aceptar