Salud dental y diabetes

Problemas habituales periodontales para los pacientes con diabetes

Existe una relación más que directa, más de lo que muchos puedan pensar, entre la salud dental y la diabetes. Al ser una enfermedad vinculada a la alimentación y que afecta de forma directa al aparato digestivo, las bocas de los pacientes que la padecen son delicadas. Ante todo, si es tu caso, cada vez que acudas a un odontólogo por primera vez comunícaselo: hay muchas cosas que los profesionales hemos de tener en cuenta ante usuarios con diabetes.

Hay varias patologías que afectan habitualmente a los pacientes con diabetes. Entre esas complicaciones destacan la gingivits y la periodontitis, infecciones de encía que además tienen un efecto de retroalimentación, porque pueden afectar al control de la glucosa en sangre y empeorar la diabetes. Por contra, una boca sana con encías sanas puede contribuir a equilibrar esos niveles.

También son pacientes con riesgo de padecer candidiasis (infección fúngica) en sus bocas, por lo que su higiene dental ha de ser especialmente cuidadosa, y recomendamos no fumar.

La xerostomía, o síndrome de la boca seca, es otro problema de salud dental que los diabéticos suelen sufrir. Suele aparecer cuando la salivación es muy escasa, algo que muchos medicamentos que tratan esta enfermedad pueden provocar. De este síndrome se pueden derivar infecciones adicionales.

Además, si el paciente se somete a una cirugía bucal de cualquier tipo, el odontólogo le recetará antibióticos adecuados para evitar el riesgo de infección, y la curación de esta intervención dependerá en buena medida del control de los niveles de glucosa.

En cualquier caso, no hay que alarmarse. Es cierto que un diabético ha de cuidar su higiene dental con especial dedicación y que debe estar atento a cualquier síntoma, pero una visita cada seis meses a una clínica dental debería bastar para mantener a raya estos problemas.

Para ampliar más información, la Sociedad Española de Periodoncia publica informes y estudios habitualmente, que recomendamos leer a aquellos que padecen esta enfermedad. En este enlace puedes descargar uno de los más recientes.

Usamos cookies propias y de terceros que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. ¿Acepta su uso? Más información Aceptar