Prótesis fija o removible: ¿Cuál te conviene más?

Ventajas e inconvenientes de las prótesis dentales

La pérdida definitiva de piezas dentales tiene consecuencias para la salud física (bucodental y, por tanto, digestiva) y también psicológica, y en prácticamente todos los casos lo más recomendable es someterse a un tratamiento protésico para recuperar las funciones naturales de la dentadura. Sin embargo, no toda prótesis, fija o removible, es igual ni igualmente recomendable. En nuestra clínica dental en Motril estudiamos cada caso en detalle antes de emitir un diagnóstico y proponer un tratamiento.

Se trate de una pérdida parcial o total, las prótesis persiguen sustituir las piezas desaparecidas de forma integral, sin producir molestias ni sensación artificial. Conviene tener algo claro: Una prótesis dental que causa molestias estaría mal diseñada.

La decisión sobre si un paciente debe escoger entre prótesis fija o removible la tiene, en última instancia, el paciente, pero conviene estar muy atento a las consideraciones del especialista odontólogo y tenerlas en cuenta. No es sólo una cuestión de precio el optar por una u otra solución, y el dentista recomienda lo que realmente es mejor para cada caso. Nos puedes consultar cualquier duda al respecto, en la clínica Fernández Abarca.

protesis dental fija o removible

Todas las prótesis son diseñadas a partir de un molde o réplica exacta de la dentadura real, en colaboración con laboratorios protésicos profesionales. A partir de aquí, podemos marcar algunas diferencias importantes.

Características, ventajas e inconvenientes de una prótesis fija

Una prótesis fija sustituye y reemplaza totalmente las piezas perdidas, recreando el aspecto y la sensación de la dentadura real por completo. Tanto es así que el paciente llega a olvidarse de que los que tiene no son sus dientes naturales. Son implantes más estables, que cumplen la función real absorbiendo el movimiento y la fuerza de la masticación.

Sin embargo, habitualmente, son tratamientos más caros que en los casos removibles, y se componen de intervenciones quirúrgicas más largas (el proceso total puede durar varios meses), por lo que no son recomendables para todos los casos. La salud del periodonto también es clave, porque si no es la adecuada no podrá soportar la instalación de un implante de estas características. Y el proceso de adaptación es también más complejo y conlleva un seguimiento más intenso.

Características, ventajas e inconvenientes de una prótesis removible

Una prótesis removible es, a fin de cuentas, la célebre dentadura postiza que se conoce desde hace tanto tiempo. Sin embargo, hay que decir que las nuevas técnicas y, sobre todo, los nuevos materiales con los que se diseñan estas prótesis hacen que su calidad sea muy alta.

Al igual que las prótesis fijas, se diseñan totalmente a medida, no hay dos iguales en el mundo. Son más económicas, y también se emplean como sustitutas de transición en pacientes que quieren finalmente tener una prótesis permanente. Hay muchísimas opciones, entre ellas adaptarse sobre dientes o sobre implantes, con o sin puente, y en cada situación recomendamos uno u otro material:

  • Metal cerámica
  • Cerámica feldespática
  • Zirconio
  • Disilicato de litio

Por otro lado, no es recomendable dormir con una prótesis removible -no porque se puedan producir accidentes, sino porque los tejidos que la soportan deben descansar, al igual que sucede con las lentillas- y requieren de una higiene constante que no es tan cómoda como con la prótesis fija -al cubrir en parte los dientes naturales aún existentes hay más posibilidades de generar caries-. Este tipo de prótesis es quizás, dependiendo de cada caso, más recomendable cuando son pocas las piezas perdidas.

Usamos cookies propias y de terceros que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. ¿Acepta su uso? Más información Aceptar