Lo que nos diferencia

Clínica dental de base familiar en la que la experiencia y conocimiento se transmite día a día de padres a hijos, pues la dirección clínica está formada por dos generaciones de la Familia Fernández Abarca – Fernández.

Somos una clínica dental de base familiar en la que la experiencia y conocimiento se transmite día a día de padres a hijos, pues la dirección clínica está formada por dos generaciones de la Familia Fernández Abarca – Fernández.

Esto es precisamente lo que nos imprime un factor humano que nos diferencia y nos hace tan únicos. Nuestros pacientes acuden en busca de soluciones a problemas dentales o necesidades preventivas y siempre analizamos sus casos teniendo en cuenta su plano clínico y personal.

Nos enorgullece decir que la relación con nuestros pacientes es larga y duradera, y quien acude a nosotros se pone en nuestras manos totalmente. Eso implica que asumimos una gran responsabilidad para corresponder las expectativas clínicas y personales de quien confía en nosotros y ante todo, el respeto que eso nos produce, nos hace dar lo mejor de nosotros mismos como profesionales y personas. Podemos decir agradecidos que tratamos a familias completas, desde abuelos hasta los recién llegados a la familia.

Nuestros pacientes comparten sus opiniones satisfactorias y eso hace que nuestra reputación profesional sea excelente y más personas depositen su salud dental en nuestras manos. A menudo recibimos comentarios positivos relativos a nuestra amabilidad y cercanía, todo fruto de nuestra vocación por ofrecer la mayor calidad en atención posible.

Creemos en la formación continua y la practicamos. Los tiempos cambian, las técnicas y aparatología también, todo evoluciona y como apasionados de nuestro trabajo que somos, avanzamos con la profesión para estar a la última.

Otro factor que nos diferencia es el alto nivel de confort que ofrecen nuestras instalaciones. Cuidamos al detalle la experiencia del paciente en nuestra clínica ya que somos conscientes de que muchas personas sufren rechazo al dentista y un miedo casi incontrolable les invade a la hora de acudir a consulta. Es por ello que nuestro ambiente de trabajo es agradable y nuestra sala de espera, preparada para ofrecer un rato de tranquilidad, ayuda a relajarse a aquellas personas que vienen más tensas a su visita.
Los niños también tienen su espacio en nuestra clínica, una zona acondicionada para ellos que permite que su visita sea parte de un juego que comienza en una sala de espera específica donde se olvidan de sus miedos.
Igualmente, por nuestros altos estándares de limpieza e higiene, nuestra clínica está planteada para transmitir la pulcritud con la que trabajamos y todos los materiales proyectan neutralidad y entorno aséptico.

El equipamiento en maquinaria es completo, cubrimos cualquier fase de nuestro tratamiento, desde radiografías iniciales, sistemas de esterilización, sedación,… todo pensado para que el tratamiento tenga aplicación lo más rápido posible y el paciente no sufra retrasos en su caso.

Usamos cookies propias y de terceros que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. ¿Acepta su uso? Más información Aceptar