La salud siempre es lo primero

Dismorfia dental

Nuestro aspecto es importante, todos estamos de acuerdo. Pero no es lo único ni lo primero a tener en cuenta. Pero hay veces que esa ganas por lucir una boca y sonrisa bonita llega un paso más allá y puede ser incluso peligroso.  

El peligro de la distorsión de las redes sociales

El uso de las redes sociales y filtros nos han dado una imagen de nosotros mismos muy diferente, tanto que muchos se han llegado a creer esa falsa realidad. Incluso hasta el punto de no ser capaz de reconocer su propio rostro como suyo. La búsqueda obsesiva por la belleza ha llegado a otro nivel. Ya no solo es importante estar perfectos siempre, sino que cualquier defecto es una desgracia. 

Dismorfia dental

Muchos médicos y personal dedicado a la estética, incluido del sector dental, reciben cada vez más peticiones de lo que no deja de ser una fantasía. Lo que en la cabeza del paciente es ya una realidad, no es más que su imagen a través de un filtro. Esta obsesión por la imagen perfecta, muy agravada como decíamos por las redes sociales, se llama dismorfia y la sufre cada vez más gente. 

La relacionada con la perfección de nuestra boca se llama concretamente dismorfia dental. Esta lleva a pacientes a pedir numerosos arreglos que no son necesarios y que pueden llegar a causar daños. Además, suele coincidir con que nunca están satisfechos con el resultado y siempre quieren más. Este trastorno puede que no esté muy extendido, pero es real.

Nuestros pacientes son nuestra responsabilidad

Nuestra responsabilidad como clínica dental es mirar siempre por la salud del paciente y solo realizar los tratamientos e intervenciones que veamos necesarios, oportunos y seguros. Este tipo de pacientes suele pedir blanqueamientos excesivos, carillas o  llevar una imagen de algún influencer de moda con la que se compara. Normalmente estas peticiones están fuera de la realidad de las posibilidades del paciente y han de ser detectadas y frenadas. Identificar este trastorno en nuestros pacientes y advertirles del peligro de perseguir una imágen irreal y lo perjudicial que puede ser para su salud dental e incluso psicológica  es nuestra forma de actuar, haciendo lo que está en nuestra mano por la seguridad del paciente y la de su salud.

Si eres de Motril o alrededores y te ves o ves a alguien de tu entorno reflejado en todo lo descrito anteriormente, te pedimos que acudas al especialista necesario.

Usamos cookies propias y de terceros que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. ¿Acepta su uso? Más información Aceptar