Consigue y mantén una sonrisa de dientes blancos fácilmente

Sonrisa blanca

Una petición bastante común entre los pacientes que vienen a la clínica es el blanqueamiento dental para lucir una sonrisa brillante y como recién estrenada. Y es que no hay nada como unos dientes blancos para deslumbrar siempre y otorgarnos ese plus de confianza.

Algunos hábitos, la edad y las cosas que comemos pueden desfavorecer nuestra intención de mantenerlos blancos, por eso hoy queremos daros una serie de consejos para que podáis cuidarlos también de su aspecto de la mejor manera posible y que aguanten blancos después de pasar por la clínica más tiempo.

¿Cómo se manchan los dientes? 

Lo primero que debéis de saber es por qué se ensucian los dientes y esto puede ser por varias razones. El primero y más frecuente es el deterioro del esmalte. Éste se puede ir gastando por ciertos alimentos muy ácidos, la falta de calcio, el bruxismo o cepillarnos con demasiada fuerza e ir desgastando el esmalte y con él el color natural de nuestros dientes.

Otra de las razones es el consumo de café, alcohol o tabaco. Estas sustancias colorean bastante nuestros dientes. También hay que tener en cuenta que no todas las manchas son oscuras. Pueden aparecer unas manchas blancas que indican zonas descalcificadas que normalmente anuncia una futura caries.

Consigue una sonrisa blanca

Lo primero que te recomendamos es que empieces de cero, es decir, que te hagas un blanqueamiento dental realizado por profesionales. En Fernandez Abarca con nuestro tratamiento llegamos a reducir varios tonos el color natural del diente pero primero tiene que ser revisado y examinado por un profesional. Puede que exista alguna patología que contraindique el tratamiento y es importante detectarla antes.

Tras verificar que todo es óptimo para poder realizar este tratamiento el tratamiento puede realizarse de dos maneras:

  1. En la clínica, donde aplicamos el producto blanqueante en la superficie externa del diente y mediante una lámpara LED damos luz al producto consiguiendo resultado excelente.
  2. En casa, donde primero tomamos modelos de la boca para fabricar a medida férulas transparentes donde el paciente luego podrá desde su casa aplicar el agente blanqueante.

Nosotros solemos recomendar una combinación de ambas para que el tratamiento de mejores resultados, pero cada caso es diferente.

Mantén una sonrisa blanca

Ahora te daremos una serie de consejos con los que el blanco reluciente de tu nueva sonrisa te dure en el tiempo.

  • Pasta de dientes blanqueadora, puede que no tenga un gran poder blanqueador pero combinada con el tratamiento puede ser un gran aliado para mantener el color usado como máximo dos veces en semana.
Alimentos como la zanahoria ayudan a limpiar los dientes
  • Existen alimentos que propician una sonrisa más brillante, como la zanahoria y el apio (que actúan como limpiadores naturales por su composición), o como leche o yogurt (fuente de calcio que nutre nuestra dentadura). Y, como ya sabemos, hay alimentos que manchan mucho como el vino, el café o el té.
  • Una buena rutina de higiene es esencial, tener una buena salud bucodental no solo se nota por dentro sino también por fuera. Por eso recuerda cepillar pasado 20 minutos después de comer y de forma suave para no dañar el esmalte.
  • Huye de las modas como el carbón activo que es demasiado abrasivo y puede acarrear graves problemas como retracción de las encías o sensibilidad. En general no acudas a tratamientos milagro sin que un profesional te lo recomiende.

Si sigues estos consejos que te damos tu blanqueamiento profesional durará mucho más en el tiempo y podrás lucir una sonrisa envidiable. ¿Quieres reservar la tuya? Ponte en contacto con nosotros.

Usamos cookies propias y de terceros que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. ¿Acepta su uso? Más información Aceptar