Consejos para cuidar tu boca durante el embarazo

Es de sobra conocido que durante el embarazo se producen una serie de cambios físicos y orgánicos que pueden afectar entre otras cosas a la higiene bucal de las premamás. Si es tu caso, no te preocupes que en clínica Fernández Abarca hemos recopilado una serie de consejos para cuidar tu boca durante el embarazo.

Visita a tu dentista

Entre los principales cambios que sufre la mujer durante el embarazo se encuentran los hormonales. Éstos pueden incidir en las encías provocando gingivitis, así como la aparición de caries y picaduras debido a la pérdida de minerales de los dientes que provocan las náuseas y vómitos matutinos, por ello siempre es recomendable realizar al menos una visita a tu dentista de confianza en el segundo trimestre del embarazo. Asimismo es importante avisar de la condición de estar encinta a nuestro dentista para que lo tenga en cuenta en su diagnóstico.

Cepíllate los dientes, pero con cuidado

Como ya hemos recalcado muchas veces, la higiene bucal es vital y debemos lavarnos los dientes tras cada comida, pero en el caso de las premamás, es aconsejable hacerlo con un cepillo pequeño y de dureza blanda para evitar provocar náuseas. Para compensar el uso de un cepillo blando, recomendamos utilizar seda dental al menos una vez al día.

Ojito con el azúcar

A nadie le amarga un dulce, pero en este momento es recomendable hacer un esfuerzo para limitar la ingesta de azúcar. Un sustitutivo de ésta son la fruta y los zumos naturales en lugar de los industriales o las bebidas carbonatadas. Además, te recomendamos mascar chicles sin azúcar y a ser posible que contengan xilitol.

Si tienes náuseas y vómitos frecuentes

En el caso de que vomites con mucha frecuencia, reduce la ingesta de fruta y verdura a pequeñas cantidades repartidas a lo largo del día. También puedes tomar queso fresco y fiambres bajos en grasa para paliar las náuseas. Tras cada vómito y para evitar que los ácidos de éste desgasten las piezas dentales, es recomendable el uso de elixires bucales.

Cuando ya has conocido a tu peque

Una vez hayas sido mamá debes mantener la higiene bucal como hasta ahora, pero en esta ocasión puedes ingerir una cantidad reducida de productos azucarados únicamente en una de las comidas principales del día.

Debemos seguir utilizando los enjuagues en nuestra higiene diaria para reforzar la debilidad que ha supuesto el embarazo, pero por lo demás, podrás llevar una higiene bucal normal y corriente.

Para más información, hemos rescatado el artículo que publicó la Sociedad Española de Odontopediatría sobre la salud bucodental durante el embarazo en mayo de 2019.

Usamos cookies propias y de terceros que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. ¿Acepta su uso? Más información Aceptar