¿Cuáles pueden ser las consecuencias para la salud de una lesión dental?

Mucho más que un golpe

lesión dental y salud

En nuestra clínica dental en Motril, tratamos con frecuencia traumatismos dentales causados por impactos o caídas. Cualquier golpe en la dentadura debe ser examinado y diagnosticado por un especialista cuanto antes, aun en los casos más leves e indoloros.

El alcance de una lesión dental no siempre es evidente a simple vista y, a veces, los síntomas tardan en manifestarse. Te explicamos lo que debes saber sobre las lesiones dentales y qué tratamientos suelen aplicarse para sanarlas.

¿Qué es una lesión dental?

Una lesión dental es un traumatismo en la cavidad oral producido por un agente externo. Entre sus causas más habituales, destacan las caídas, los accidentes y los golpes fortuitos durante la práctica deportiva. Aunque tienen mayor incidencia entre niños y adolescentes, también afectan a los adultos.

Si has sufrido un impacto en la boca, te recomendamos que consultes a tu dentista. Ignorar una lesión o tratarla de forma inadecuada puede producir infecciones, calcificaciones y, en casos más graves, necrosis dental. Solo un odontólogo, casi siempre con la ayuda de una radiografía, puede evaluar los daños en dientes, huesos o encías y aplicar el tratamiento adecuado.

¿Cuáles son las lesiones dentales más comunes?

Existen diferentes tipos de traumatismo dental. La clasificación de las lesiones se establece en función de las consecuencias de la contusión. Esta puede afectar al diente y sus diferentes partes, como el esmalte, la dentina o la pulpa dental, pero también a los tejidos periodontales, el hueso de sostén, las encías y la mucosa oral. Las consecuencias más habituales de una lesión son:

  • Daños en el esmalte dental: si la estructura del diente no ha sufrido ningún menoscabo, no es necesario un tratamiento. Cuando la afección en el esmalte es más severa, suele repararse con resina dental.
  • Fractura de la corona dental: es el tipo de lesión más común. Por lo general, se produce en los dientes incisivos. En los casos más sencillos, se realiza una reconstrucción dental. Cuando el traumatismo compromete el nervio, es necesaria una endodoncia, un posterior empaste y, a menudo, la implantación de una corona dental.
  • Fractura radicular: es una rotura de la raíz del diente. Este traumatismo es difícil de percibir, ya que los síntomas no suelen ser visibles hasta que la encía y el hueso sufren una infección. En principio, la endodoncia puede resolver los casos menos graves, aunque la extracción de la pieza y su sustitución por una prótesis es un procedimiento frecuente.
  • Avulsión dental: se produce cuando el diente sale por completo del alveolo, su espacio natural. Si la pieza conserva su integridad, se puede reimplantar, siempre y cuando acudas inmediatamente al dentista.

Estas son solo algunas de las lesiones que tratamos en nuestra clínica dental en Motril. Los traumatismos dentales representan un problema de salud al que no siempre se le presta la debida atención. Ahora ya lo sabes: si recibes un golpe en la boca, visita a tu dentista, aunque tus dientes parezcan estar en perfectas condiciones. El examen minucioso de un profesional es la mejor garantía para conservar tu sonrisa.

Usamos cookies propias y de terceros que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. ¿Acepta su uso? Más información Aceptar