Comilonas en las fiestas y salud, ¡todo controlado!

Sencillos hábitos para el cuidado dental que combaten los excesos de las fiestas.

Buenos hábitos dentales después de las fiestas

En estos pasados días de fiestas, es normal que lo que comamos y bebamos no sea siempre lo más recomendable dentro de una dieta saludable, después de este periodo, toca hacer balance y retomar las buenas costumbres.

A menudo, alimentos con muchos azúcares, bebidas carbonatadas y exceso en vinos u otros elementos que manchan los dientes son lo más consumido en estas fiestas.Cuando es inevitable este consumo, lo mejor es adquirir hábitos que ayuden, por lo menos, a cuidar lo mejor posible nuestra salud bucodental:

  • Cepillado de dientes, es esencial, si no es posible después de cada comida, al menos el cepillado de antes de acostarse es muy importante. Dado que en las fiestas es frecuente salir fuera a comer, existen cómodas soluciones de cepillos mini que llevan pequeños tubos de dentífrico, discretas y fáciles de llevar. Si aún así no es posible llevar nada, un apoyo temporal puede ser un chicle sin azúcar, existen otras opciones de endulzantes como son el maltitol, sorbitol, xilitol o aspartamo.
  • Alimentos duros, ¡cuidado!. En época de turrones y mariscos, se debe evitar morder con los incisivos delanteros, sobretodo si llevan carillas, restauraciones o incluso prótesis o postizos.
  • Azúcares a raya. Los mazapanes y ciertos turrones, tienen un altísimo contenido en azúcar, es importante limitar su consumo.
  • Bebidas muy frías y sensibilidad. En caso de tomar bebidas que requieran de hielo o mucho frío, es bueno intentar no beberlas al momento de ser servidas, dejar reposar antes de la ingesta.
  • Presta atención a tus dientes. Si detectas un mínimo dolor, pinchazo, o sensación que no es habitual, acude cuanto antes a tu dentista, puede tratarse solo de una caries incipiente con muy sencilla solución. No dejes pasar una detección precoz de algo que en el futuro sí o sí va a ser una problema grave.

Un buen hábito es intentar acompañar a los alimentos más “peligrosos” con pan o lácteos, para así paliar un poco. Igualmente, aumentar la ingesta de alimentos ricos en flúor como las sardinas, el salmón o el bacalao; e incrementar el consumo de proteínas y alimentos que contenga vitamina A, C, D y K ayudarán a reforzar tus dientes.

Es habitual no haber podido dedicar atención a una higiene dental total,  por ello, pasadas las fiestas, lo más recomendable es que acudir a revisión. Lo más probable es que sea algo rutinario y ágil, en muchos casos si se detecta algún leve foco, hay solución rápida con una limpieza dental que mantenga a raya a las bacterias, insistimos en que un diagnóstico precoz es el mejor de los tratamientos.

Usamos cookies propias y de terceros que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. ¿Acepta su uso? Más información Aceptar