Apnea del sueño ¿qué es y cómo se trata?

La apnea del sueño es un trastorno respiratorio en el que la respiración se ve interrumpida o se vuelve muy superficial durante el sueño, de ahí su nombre. Dichas interrupciones pueden durar unos pocos segundos e incluso algún minuto, lo cual es sumamente peligroso ya que el paciente no es consciente de esta falta de respiración.

Según ASENARCO (Asociación Española de Enfermos del Sueño), «cada episodio de asfixia va a provocar la contracción de las arterias lo que deriva en una peligrosa hipertensión que puede afectar al corazón, al cerebro o al riñón, si el trastorno dura varios años puede desarrollar enfermedades cardiovasculares, ICTUS, diabetes, etc.»

Los síntomas que puede sufrir el paciente y que a su vez son la clave para atajar la afección a tiempo son:

  • Ronquidos: por regla general, las parejas de la persona afectada son las que suelen dar el aviso de la posible existencia de esta enfermedad debido a los molestos ronquidos que sufre el paciente.
  • Levantarse cansado: la persona que sufre apnea del sueño no duerme bien, sea consciente o no de que se ha despertado, es un hecho que al no respirar bien durante la noche, su descanso se ve mermado.
  • Somnolencia diurna: en consecuencia al punto anterior, la persona que sufre apnea puede experimentar microsueños durante el día, pudiendo suponer un grave peligro para su persona y los demás.
  • Irritabilidad: el cansancio trae consigo que nuestro humor se vea afectado negativamente.
  • Dolores de cabeza matutinos.

¿Por qué se produce la apnea del sueño?

Existen dos tipos de apneas del sueño: la apnea obstructiva y la central, siendo la primera la más común.

En el caso de la apnea del sueño obstructiva, la respiración del paciente se ve disminuida por una obstrucción en la tráquea. Este bloqueo puede deberse bien a un exceso de tejido graso en la garganta o bien porque dicho bloqueo esté producido por la lengua, las amígdalas o la úvula.

La apnea del sueño central es menos común y está relacionada con el sistema nervioso central y la función de éste de enviar la orden de respirar a los músculos respiratorios.

¿Cómo se previene la apnea del sueño?

La apnea en muchos casos puede prevenirse si se sigue una serie de recomendaciones que además, son de lo más aconsejable se sufra o no esta enfermedad.

  • No fumar
  • Dormir de lado
  • Evitar el sobrepeso
  • Reducir el consumo de alcohol así como ansiolíticos o medicamentos para dormir ya que pueden facilitar la relajación de los músculos de la garganta, dificultando así la respiración.

¿Cómo se trata la apnea del sueño?

Sobra comentar que hemos llevado a cabo esta entrada de blog porque en muchas ocasiones somos los dentistas los que nos percatamos de esta patología ya que no son pocos los pacientes de nuestra clínica dental en Motril los que acuden a nosotros con cefaleas continuas creyendo que se trata de bruxismo y se encuentran con un diagnóstico de apnea del sueño.

Una vez obtenido el diagnóstico, el tratamiento se centra en el uso de una mascarilla unida a un motor que añade presión a las vías respiratorias, evitando así la obstrucción. Si el caso es más agudo, se utiliza otro tipo de aparato que facilita la respiración desplazando la mandíbula hacia delante para evitar la obstrucción que provoca la apnea del sueño.

En cuanto el paciente dispone de los remedios explicados y sigue los consejos para prevenir y/o mejorar la apnea del sueño, la afección no es más que una serie de tres palabras que rezarán en el expediente del afectado, pero éste podrá hacer vida absolutamente normal.

Usamos cookies propias y de terceros que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. ¿Acepta su uso? Más información Aceptar