Alimentos que dañan el esmalte de tus dientes: la lista definitiva

Si los consumes, cuida bien tu higiene bucal

Eliminar de nuestra dieta o de nuestro estilo de vida los alimentos que dañan nuestros dientes va a ser tarea difícil… Son muchos los que afectan a nuestro esmalte en mayor o menor medida, y lo que debemos hacer es, simplemente, tenerlos en cuenta y cuidar mucho nuestra higiene dental. Con eso debería bastar.

Sin embargo, y para tratar de aclarar cuáles son nocivos para nuestra sonrisa –en Clínica Fernández Abarca recibimos muchas consultas al respecto-, vamos a hacer una lista, esperamos que definitiva, en la que se incluyan todos esos alimentos que gastan la vitalidad de nuestras piezas dentales. ¡No queremos que dejes de comerlos! Simplemente que lo hagas conscientemente y con buena medida. Si no tenemos en cuenta el tabaco es, principalmente, porque no es ningún alimento -que sí que te recomendamos que pienses en dejar-. Si tuvieras alguna duda adicional, háznosla saber.

Alimentos que dañan nuestros dientes

  1. Azúcar en general. Todo tipo de azúcar daña nuestros dientes, no es ningún descubrimiento. Así que los alimentos con azúcar añadido, los dulces, los refrescos carbonatados -estos especialmente-, son un gran ataque para el esmalte de nuestros dientes. Todos sabemos lo que son la caries.
  2. Zumos cítricos. Son sanos y tienen una cantidad de vitaminas importantísima, pero su acidez debilita nuestra dentadura, el limón en particular -la costumbre de chupar esta fruta es desaconsejable-. Debemos lavar nuestros dientes después de consumir estos zumos, y además puede ser buena idea combinarlos con otras frutas o verduras que compensen su acidez, como la fresa o la zanahoria.
  3. Bebidas muy calientes o muy frías. Da igual la bebida que sea, si te gustan las temperaturas extremas estás haciéndote daño en los dientes. Morder hielo es otra de las costumbres más dañinas, no lo hagas.
  4. Café. Todos conocemos que esta bebida tiñe nuestros dientes con su color oscuro, gastando el esmalte de las piezas dentales -también es ácido-. Basta con cepillarse los dientes después de tomarlo, pero sustituir alguno de los cafés diarios por té también puede ser buena idea.
  5. Salsas industriales. Podríamos destacar el ketchup, la salsa de soja o el vinagre balsámico, que son tan deliciosos como agresivos con nuestros dientes. Tiñen, y tiñen mucho, así que hay que consumirlos con moderación y atendiendo a la higiene.
  6. Vino tinto. En realidad todas las bebidas alcohólicas desgastan nuestra dentadura, no hay excepción. Pero el vino tinto tiene un componente de tinción adicional. Hay quien sugiere cambiarlo por vino blanco, pero sabemos que no es así de sencillo.
  7. Patatas fritas y derivados. Todas las patatas fritas y similares, con mucho almidón, son alimentos que forman un ácido láctico muy agresivo, al contener azúcar y carbohidratos. Además, suelen dejar residuos. Aquí incluímos también las palomitas de maíz, así que recuerda lavarte bien los dientes después de ir al cine.
  8. La pasta. Precisamente por el almidón que tiene, toda esa rica variedad de tipos de pasta que podemos comer es bastante agresiva con nuestros dientes si no los sometemos a una buena limpieza.
  9. Frutos secos pegajosos. Las pasas, las ciruelas desecadas, los llamados ‘orejones’ (albaricoques desecados), por su pegajosidad tienen a dejar muchos residuos en nuestros dientes. Y cuanto más tiempo tardemos en limpiarnos bien, peor.
  10. Frutos secos duros. Los garbanzos secos, o los llamados ‘kikos’ de maíz, por su dureza, son una prueba de resistencia para nuestro esmalte demasiado fuerte. No conviene abusar de ellos.

Usamos cookies propias y de terceros que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. ¿Acepta su uso? Más información Aceptar